Y AHORA… A METER LAS MANOS A LA MASA

Escrito por  15 Sep 2011

30 DE NOVIEMBRE DE 2010

 Por primera vez estoy apreciando el trabajo de los curadores y todo el proceso que implica su chamba.  Hacer el guión museológico y el museográfico es como armar un rompecabezas.

 Algo que me queda claro es que quiero que este sea un proyecto de reactivación del archivo y no sólo una exposición de documentos.  Quiero ver cómo funcionan distintas estrategias, desde trabajar con las redes sociales e internet, hasta tener propuestas de interacción e incluso participación del público en la muestra misma.  Pero también quiero hacer obra a partir del archivo y en lo posible enriquecerlo.  Que realmente sea una visita de un archivo planteado como arte a otro sobre arte.

 He estado platicando tanto con Rafael Sámano  y con Muna Cann que llevan las áreas educativas y de producción del conocimiento y estamos cocinando un par de proyectos, además de las tradicionales mesas redondas.  Por un lado estamos planeando un blog y por otro un espacio dentro de la exposición para que el público haga archivo creando sus propias hojas de vida reales o ficticias a partir de ver los documentos personales de Olivier expuestos.  Creo que esa sección va a quedar a todo dar porque hay unos dibujos lindos de cuando era niño, su carta astral y su renuncia a la chamba segura como traductor en el Colegio de México para dedicarse a la investigación.  Es como cualquier archivo personal: se mezcla la nostalgia, la fantasía, el documento burocrático y aquellos que atesoramos porque hablan de las decisiones que nos han marcado.  Están las batallas, los éxitos y los fracasos.  Por cierto, hay varias cartas de editoriales en E.U. que le dicen que su libro Figuras en el Trópico es muy bueno, pero que no se lo van publicar porque no hay interés en su país por el arte del nuestro.  Duro y directo.  Las quiero incluir porque muchos piensan en Debroise como el hombre de poder en el medio cultural mexicano, pero desconocen estos descalabros.

Picture_11

 

Otra de las propuestas que estoy planteando es una cena con las personas cercanas a Olivier.  Es una acción que tendría como objetivo, por así decirlo, darle volumen a los documentos, meter un punto de vista más íntimo a la exposición.  Además sería un “reenactment” ¿reactuación? de Un banquete en Tetlapayac, la película de Olivier, que en sí misma que es una reactuación de la cena que se llevó a cabo durante el rodaje de ¡Qué viva México! de Serge Eisenstein. Por lo pronto se llama Un banquete en TetlapaMUAC. La idea es que participen  Cuauhtémoc Medina, James Oles, Karen Cordero y otras personas que estuvieron cercanas a los temas de la exposición y a Olivier.

Picture_21

 Por último, lógicamente quiero meterme con el material hemerográfico del archivo de Olivier.  Buscar, tanto en ese archivo como en el de Pinto mi Raya todo lo que exista por o sobre Debroise. Intervenir el archivo reorganizándolo, y ponerlo a la disposición del público. Una acción espejo entre ambos archivos. 

 En fin.  Mañana tengo que enviar el proyecto final para ver si lo acepta el seminario curatorial.   

Visto 3229 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Artículos relacionados (por etiqueta)

Deja un comentario

(*) Campo requerido.