Pedro Meyer. La foto digitalizada: Un nuevo continente en el concepto de la imagen.

Escrito por  Héctor León Diez 03 Dic 2005

Pionero en el trabajo de digitalización de imágenes, Pedro Meyer, a manera de bumerang, lanza el reto de la era digital: al final, debido a la gran rapidez de la evolución de  las tecnologías, sólo quedará un suspiro, y será en papel, paradójicamente: se perderá todo, será como un enorme performance que las tecnologías le harán al ciberhombre. Pero antes de esto, atinó a decir en entrevista, quien esté fuera de las tecnologías hoy en día, está fuera de la historia. 

Conferencista, fotógrafo, documentalista electrónico, Pedro Meyer, no se da tiempo para ver todo lo que necesita ver, ni hacer un registro completo  de los adelantos en tecnología digital que se dan día a día. Desde hace cinco años mantiene ZONAZERO, Revista Electrónica de Fotografía, donde destaca cuatro ensayos fotográficos al mes. La vanguardia, pues, en el género. Un artista que ante todo se ha convertido en gurú del ciberespacio, y es por eso, que mantiene una filosofía en todo su trabajo.

Aquí un registro de la filosofía del primer Pedro, en e-mail: 

--Es cada vez mayor la gente que me envía materiales. No me doy abasto  para verlos. A medida que va creciendo el uso y la conciencia de la red, va posibilitando el envío de materiales.   

Dice de manera pausada el hombre que no se separa de su laptop.  

--¿Hay una relación entre conciencia y participación? 

--En los últimos cinco años que tengo el WEB, ha habido un incremento muy grande de fotógrafos que están conectados a la red. Sólo cuando están conectados saben, pues quien no lo está no confía. Hoy todavía hay muchos fotógrafos con gran reticencia hacia la fotografía digital y que piensan que la fotografía no va a cambiar. Lo entiendo,  pero no estoy de acuerdo; aprecio las connotaciones, pero no cambia para nada el apreciar que las cosas no son como eran antes. Estamos ante un cambio muy dramático y éstos son difíciles.  En la situación en particular de la tecnología digital, afecta a todas las artes, el cine, la música, la pintura, el comercio, la manera de trabajo, de entretenimiento, de comunicación, de todo. 

--¿Qué tanto de cerrazón y apertura hay en la comunidad artística en general? 

Para responder, daría la impresión de que hay una pregunta que es fija. Pero la verdad, es que estamos ante una verdad que cambia cada hora: es un blanco móvil, no hay una respuesta, esta cambia de mes en mes. El cambio hace cinco años era igual, por ejemplo, lo que pasa que la gente tarda en darse cuenta. 

En el terreno de la crítica, se así lo pones, te digo que yo no he leído una sola crítica en estos cinco años que me convenza. Hay que contextualizar, para ser justo con la apreciación. Estos, es si tomamos algunas críticas de alguna situación madura, entonces  el contexto y el entorno se centran más en el contenido de lo criticado. En el contexto de las nuevas tecnologías es común hablar con gente (fotógrafos) que no sabe de lo que esta hablando, lo supone, pero no sabe.  Ese es el tránsito inevitable en la coyuntura en la que estamos viviendo. En este sentido la crítica es bastante débil, desconocedora de lo que está pasando en verdad. 

--¿Hay un doble discurso virtual, entre los que creen saber y los que saben? 

n  Hay que despejar esto. Primero hay que despejar la creencia de que la fotografía digital es por necesidad toda manipulada: no lo es. Sería tanto como decir que toda la fotografía basada en procesos químicos es en blando y negro, es un absurdo, afirmar que lo digital y lo manipulado son sinónimos. 

--¿Por qué no? 

--Obvio. Puedo agarrar una cámara de película y la  digitalizo y la copia es digital, no estoy alterando ni manipulando nada. Lo que pasa es que la mayoría de  los fotógrafos son lo  que podíamos llamar tradicionales. Sin embrago, te puedo decir que en ZONAZERO la mayoría de los fotógrafos son tradicionales, pero todas las fotografías son digitales, no podrían ser más que digitales sino las podríamos presentar electrónicamente. Así que si esa falacia fuera verdad, todas esas fotos serían manipuladas. 

--Podemos hacer con la foto digital lo que nos venga en gana; tenemos una cantidad de variaciones y variables tan rica y tan importante que amplían el repertorio de  posibilidades de una manera sin comparación con el mundo químico. Algo inimaginable anteriormente.

LAS FRONTERAS ENTRE LO POSIBLE Y LO PROBABLE

--¿Después de la era Gutenberg, estamos ante un nuevo  continente de conocimiento, como lo fue el psicoanálisis, por ejemplo, o es sólo una nueva geografía tecnológica, en el caso de la imagen? 

--Diría que desde luego. Pues ¿qué pasa? Nosotros como fotógrafos fuimos educados a ver, pero dime cuántos fueron educados a escuchar y a oír. Fuimos educados a tomar la imagen, los cineastas, sin embrago,  estaban pendientes de la participación del sonido  como parte importante. La música es un parte intrínseca de la imagen. Hoy en día hemos incorporado el sonido como parte de la imagen. De entrada te cambia el planteamiento de la foto. Pues ahora tenemos la posibilidad de contemplar sonido. Tomo un retrato y además le pongo una grabación, y además la puedo publicar como anteriormente de manera impresa, estoy replanteando todos los contenidos de lo que como fotógrafo fijo puedo hacer.

.-Yo lo hice. Fue el primer Cd-ROM que se hizo en el mundo, con imágenes de la vida de mis padres donde yo narro, junto con la imágenes, y esa narración es tan importante como las fotografías. Mi voz y mi narración es tan consustancial al ensayo que se te ocurriría separarlos, y no funciona si se quisiera publicara en libro, por ejemplo. Esto lo puedes ver en la revista ZoneZero.

Siempre nosotros partimos de la premisa de que la fotografía representaba exclusivamente el punto de vista del fotógrafo. ¿Por qué? Porque la foto parte de un solo campo: el disparo toma su objetivo, pero no sabía lo que estaba pasando alrededor. No se veía. No se podía fotografiar.  Pero ahora sí. La opción ahora es la concesión ala lector de un punto de vista que antes no tenía, no hay solo la visión del fotógrafo. La acción cambia en todo.

 ---Si le sumas a esto que la frontera entre la imagen fija y la imagen incluyente también cada vez va a ser menor ---la cámara de video tiene un botón para hacer foto y otro para hacer video, y la fusión y experimentos que de esto se puede hacer-, estamos ante una dinámica expresiva completamente nueva. 

---Lo que pasa en este universo, es que tú puedes descubrir una herramienta mucho antes de que puedas descubrir la manera de cómo aplicarla.

 ---¿Cómo es posible eso?

 ---Imagínate que tienes dos herramientas que no sabes para qué sirven, pero te lo explico. Eso no quiere decir que con las herramientas puedas hacer algo, pasa un tiempo para que encuentres la manera de aplicarla. Sabes que el hombre tardó 80 años desde que salió el primer libro de imprenta móvil hasta que a alguien se le ocurrió numerar las páginas. Este hecho cambió la dinámica de relación con el libro. Siempre que se descubre una herramienta, las posibilidades de su desarrollo tarda muchos años. Son transiciones muy lentas, y transiciones que van siendo permisibles también socialmente.      

---¿Qué quieres decir? 

---Que estamos muy lejos de incorporar realmente de una manera orgánica y dinámica éstas tecnologías. Entre lo qué yo sé que se puede hacer y entre lo que se está haciendo hay una diferencia notable. Me lanzo, veo, aprendo, y estoy como un malabarista. No alcanzó a  ver lo que tengo que ver, estudiar. Esto va a una velocidad increíble, que no le puedes parar; la capacidad de aprender no está en relación con la velocidad de los adelantos. 

---Sin embargo, todo tiene que ver con el propósito del fin de la imagen. Y por supuesto, si se toma una foto de alguien para incluirla en otra propia, va a ver un reclamo. El campo de los derechos, la invasión de las autorías. Es un terreno difícil. No había esta discusión antes, y hoy no lo estamos planteando.  La pregunta es: Si en la música tu tienes derecho de copiar ciertos segundos y utilizarla sin problemas, cuántos pixeles puedes tomar de una fotografía. Se vale o no. Hasta qué punto. Esto invita a hacerse preguntas. 

---¿Tu trabajo esta dirigido a hacerte cuestionamientos epistemológicos, iconográficos o tecnológicos?

---Todo va de la mano. No se puede separar una cosa de la otra. Si lo formal del lado tecnológico afecta el contenido del conocimiento, es recíproco. Siempre se está aprendiendo en este campo. Sin embargo, todo se basa en saber qué quieres hacer, de ahí parte todo, y en este proceso te tienes que hacer la pregunta de para qué. Y se tiene que integrar en uno solo el proceso de creación para que sea coherente. Con diferentes direcciones, y de lo que se trata que estás líneas converjan. Ahora estoy poniendo una impresora por que los costos de las impresoras bajaron un diez por ciento, puedo hacer ahora lo que antes era francamente incosteable. Lo que te quiero que una misma imagen puede estar editada en varios medios, y cada medio te presenta ciertas dificultades y características. Y todo es digital y reciclado.

---¿Te consideras un aprendiz? 

---Hasta el día que me muera. Si alguien tiene la arrogancia de suponer que ya  sabe: es terrible.  

Y TODO ES NUEVO, Y ES EFÍMERO

---La foto fija ya se había agotado, ya todos estábamos repitiendo la misma imagen. Ya nada me sorprendía. Y ahora hay una dinámica nueva, todo es nuevo. No sólo se trata de lo que estoy haciendo y voy a hacer, sino de lo que ya hice pero digitalizado, por ejemplo, estoy rescatando imágenes de hace 20 años, que digitalizadas son otra cosa. Y, qué estoy fotografiando: pues mi vida, lo cotidiano. Y a dónde vamos. No tengo ni idea, es un reto. Y eso es parte de lo agradable.

--- ¿El futuro de la impresión y de la pantalla? 

---Cada vez habrá menos periódicos. Recordemos que todas las transiciones traen grandes consecuencias, y ponen en entredicho los modos de vida. Y afecta a todos. Los periódicos, por ejemplo, van a sufrir descalabros monumentales, aunque tengan presencia en la red. No han entendido cuál es su discurso y su misión. Lo que publican ya está pasado, ya es obsoleto. La red lo ha resuelto antes. Ellos están ofreciendo algo que ya no sirve. Sus modelos de estructuración ya son rebasados por el navegante, tú puedes hacer tu propia edición. 

---Otro ejemplo. Ya existe el papel electrónico, que puedes tener en tu máquina. El papel se carga con lo que tienes en la pantalla, y  puedes hacer tus propios libros o lo que quieras a un costo bajísimo. Todo esta corriendo en un tiempo muy fluido. Así que ten por seguro que los libros serán electrónicos, no van a desaparecer los otros, pero un gran porcentaje de que esto sucederá.

Finalmente, augura Meyer,  estamos ante momentos cruciales. Pues no hay todavía herramientas que duren para siempre. Los Cd-ROM empiezan a ser caducos, no duran mucho. Estamos guardando información en herramientas que finalmente son efímeras. Ante un  cataclismo de información nos podemos quedar como al principio, con el papel. Pero hoy, quien esté fuera de las tecnologías, esta fuera de la historia. Sin duda.


       Héctor León Diez

© Derechos Reservados 2003. Página principal de Pinto mi Raya


 

Visto 3312 veces
Valora este artículo
(0 votos)

Deja un comentario

(*) Campo requerido.