Eder Santos recupera la emoción.

Escrito por  Aurora Noreña 03 Dic 2005

 

Tres video instalaciones, un video ambiente y un ciclo de video, forman parte de la muestra "Tres maneras de jugar con la eternidad", que trabajó el artista brasileño Eder Santos para la Ciudad de México.

Asistí a verla al Laboratorio Alameda el último día que se presentaba con música en vivo "Planetarium", el video ambiente, y aunque el artista y el curador, Priamo Lozada, me habían platicado con antelación pormenores de dicho evento, las diferencias entre lo imaginado y lo sucedido fueron suficientes como para cambiar mi noción de la obra. El saldo de aquella visita fue bueno ya que además hubo una breve tocada de los músicos involucrados en el proyecto.

Había tenido la oportunidad de acercarme días antes al trabajo del creador brasileño a través de una charla. En una de las oficinas del museo, armada yo con grabadora, y él con pluma y papel, sostuvimos una conversación acerca de su obra y el panorama artístico, mientras el hacía dibujos de bolitas y rayitas que iban interconectándose.

¿A quién te sientes más cercano: a la tradición fílmica o a la tradición visual de tu país?

A las artes visuales. El cine en Brasil es una clase muy cerrada ligada al período del Cinema novo, que vive separado de las artes plásticas en general. El mundo del video se creo por si solo, desligado de lo demás, es sólo a partir de unos 4 o 5 años que ha empezado a integrarse y volcarse hacia las artes plásticas participando en bienales como la de Sao Paulo.

¿Crees que tu obra tiene alguna cercanía con la artistas brasileños como Lygia Clark y Hélio Oiticica?

Ahora están diciendo eso porque trabajamos con sensaciones, como en el performance (Planetarium) que presentamos donde el ser humano entra con una participación de su cuerpo, con una relación en directo. Oiticica trabajó mezclando imágenes de distinta índole y films, hablando de la utilización de la tecnología. Yo también hablo un poco de esto, de tener una postura frente a los medios que se están usando.

 ¿Tu trabajo tiene que ver con la manera de utilizar la tecnología?

Creo que los equipos siempre provienen de una cultura dominante. Todos ellos son construidos por la cultura dominante por lo que nosotros debemos tener cierta actitud frente a ellos: de utilización no de ser utilizados.

En mi trabajo utilizo el equipo adoptando la posición de laborar con los defectos que puedan tener, con sus limitantes, para crear a partir de ello un manual estético. Hacemos cosas para las que no fueron hechos los equipos que empleamos, a esto lo llamamos 'defectos especiales' en vez de efectos especiales.


¿Porqué seleccionaste las imágenes electromagnéticas como tu vehículo artístico?

Porque tienen movimiento. En video se puede hacer todo: pintura, cine, música. Se integran sonido e imágenes, todo. Es lo más abierto que existe.


¿La música es muy importante en tu propuesta, consideras a algunas de ellas instalaciones sonoras?

Es un planteamiento integral. En "Planetarium" la música es en vivo para lograr algo del momento y muy fuerte. La gente cuando entra ve imágenes con música, es un acontecimiento que se da después de un proceso de varias fases (se refiere a las video instalaciones que también son parte de la muestra). La primera, la vitrina, es una reflexión de los objetos que están en ella y las imágenes por detrás del espejo. El público se ve reflejado en medio de las imágenes de los objetos que están mostrando cosas del pasado y tiene la sensación de que eso ya aconteció, es la memoria. La segunda fase es la video instalación de la silla de reflexión, entras y estás preso.

Me parece que tiene mucho humor.

Si..., no se si humor pero tienes contacto con tu imagen reflejada y mezclada con otras. Y uno se siente preso de su propio reflejo.
La tercera es la litera que tiene una pantalla espejo donde se proyecta y se ve la propia imagen mezclada con las demás. Tiene que ver con la última fase, la enfermedad, de la que pasamos al planetarium que es la última sensación, de desprendimiento de la imagen.

¿Entonces todas las piezas están relacionadas?

Si. La memoria, la reflexión, la enfermedad y la liberación.


¿Son como etapas de qué?

De la vida.


-->A estas alturas de la conversación Paulo Santos entra a la oficina y nos saluda. Es el creador de la música. Se integra al diálogo. <--


¿Llevan mucho tiempo trabajando juntos, ...de qué manera lo hacen?

Paulo:
Son 15 años desde los primeros proyectos, hechos sobre la estructura del video, del story board, de la secuencia del tiempo.

Trabajamos alternadamente. A veces yo tengo música que siento tienen una visión o algo que puede servirle a Eder y le pone imágenes para cerrarla, para hacerla una sola pieza. Muchas otras veces Eder me muestra imágenes y luego trabajamos el tiempo. Siempre hacemos el trabajo de edición juntos realizado con mucha precisión: música, ritmo y las cosas que acontecen al interior de la música.


¿Tú también buscas integrar la parte tecnológica?

Eder:
Es la discusión de la modernidad: la integración del ser humano a la tecnología, las artes, los espacios; tus actos, tu imagen.
Paulo:
Voy por la integración música tecnología. Me gusta mezclar nuevos sonidos con los de instrumentos acústicos. Soy percusionista y trabajo con un grupo que hace sus propios instrumentos. Marco Antonio Guimaraes es el maestro fundador del grupo.
Me he puesto a mezclar también sonidos y ruidos que están muy fuertes y al frente en el video.

¿Su música tiene que ver con la tradición musical de Brasil?

Eder y Paulo:
No.
Paulo:
Es un trabajo muy específico de Marco Antonio Guimaraes y otros constructores musicales del mundo. Yo utilizo los sonidos como timbres, como sonoridades timbrísticas insertas en el aparato electrónico.
 

¿Su música es de notación precisa o hay improvisación?

Paulo:
Depende de la sensación. Tengo algunas canciones escritas para tocarlas. Aquí sólo estamos una cantante-percusionista y yo (percusionista), pero en Brasil tocamos con un grupo mayor, somos 7 músicos.
Para este proyecto llevamos a cabo las dos formas: algo de improvisación y partes completamente escritas.
Después de haber concentrado la plática hacia el interior de su trabajo y la manera en la que lo llevan a cabo, la plática se dirigió más hacia generalidad del panorama artístico
 

¿Cuál creen que sea el reto del artista hoy en día?

Eder:
Pienso que es hacer algo que hoy en día no se hace mucho, que es trabajar con la emoción.
Algo que pida más comprensión de las otras personas. Lograr una sensación que no sea necesariamente agradable pero que transmita la impresión de algo que se prende.
Paulo:
Yo busco dentro de la velocidad del mundo: de la electrónica, de la información, de la televisión , del cine, de todo, todo el día, todo el tiempo, hacer las cosas con vida para que esta sea bella y que tenga humor, que no sea agresiva y que tenga algo de emoción junto al asunto tecnológico.
 

¿A dónde va el arte?

Eder:
Siempre el futuro va ha ser lo que tú quieras, lo que tú pienses. Creo y acredito que en estos momentos la tecnología nos está llevando a un aplastamiento de las emociones, pero si creo en la recuperación de lo emotivo en las artes.


El arte ha ido camino a la disolución.

Eder:
Pero eso ya pasó.


¿Créen que existe un fenómeno latinoamericano, que hay similitudes en países como México y Brasil?

Eder:
Vi videos mexicanos muy interesantes, ven cosas como la muerte, cosas ligadas a la cultura y bien manejadas. No recuerdo los nombres, incluso algo ha ganado ya premios en Brasil.

¿Los ves cercanos?

Eder:
En ese sentido si, y en el mismo tipo de construcción.
Paulo:
Llega poca música mexicana a Brasil y lo que llega es como lo que exportamos, que no expresa lo que sucede culturalmente. Entonces resulta muy difícil trazar una relación quizás porque están muy distantes.
Ahora que hemos venido de nuevo, los sentimos más próximos. El taller que estamos dando en la Esmeralda es un inicio de relación con los jóvenes artistas que empiezan ha hacer arte. Es una semilla de relación.
 

¿Consideran que se puede hablar de globalizadores y globalizados en el arte?

Eder:
Creo que depende de la postura que se tiene frente a los equipos. Creo que a los globalizadores se les agota el mercado para todo. Entonces, la globalización es para aumentar ese mercado. El arte de los globalizadores se acaba, no tienen nada que hacer con la tecnología más que construirla.
Ahora se están interesando en el nuevo mercado que se abre y presenta fuera de ellos.


¿Hay algo de esta última experiencia en México que sea importante para ustedes?

Eder:
La audiencia. Estuvimos en el 99 en Vidarte en el CNA y cerramos el festival con buena recepción, incluso parte de los asistentes al taller que dimos nos habían visto ahí. Las visitas continuas nos permiten ir logrando que se nos siga y prolongándonos.
Paulo:
Es importante mencionar que estamos aquí por una encomienda del Museo Laboratorio Alameda, pero que lo que hicimos ex profeso para México va después a la Bienal de Sao Paulo. Nos sentimos un poco como mexicanos para Brasil porque es una obra hecha pensando en México.
Eder:
Es una cosa universal pero pensando en México.
Me parece importante mencionar que también trabajamos con poesía. En todos los videos hay al final textos que se integran a las imágenes.


>> Entraron a buscar a Paulo y tuvo que despedirse, Eder me mostró los videos que iban incluidos en las video instalaciones. Finalmente se despidió para terminar el montaje de la exposición que se estrenaría al día siguiente. <<


Aurora Noreña

 © Derechos Reservados 2003. Página principal de Pinto mi Raya

Visto 3325 veces
Valora este artículo
(1 Voto)

Deja un comentario

(*) Campo requerido.